Cara y cruz: Trabajar con compradores o vendedores

Ventajas de trabajar con compradores (Paula Quirós. REMAX Vetusta)

¡Que levanten la mano quiénes no hayan perdido horas de su tiempo en trabajar con compradores de forma gratuita, cuando comenzaron en este sector! De ahí, surge la Exclusiva al comprador , y yo ya no concibo trabajar con compradores sin ella.

Cientos de contactos, Potenciales clientes, entran mensualmente por nuestras propiedades en exclusiva, y se quedan en el olvido, después de hacer la parte más importante del trabajo; Una buena cualificación.

Cómo bien sabemos, trabajar con un cliente comprador sin contrato es una pérdida de tiempo. Puedes dedicar una semana de trabajo en buscar y enseñar viviendas, que si finalmente compra por su cuenta, no habrás percibido nada.

Sin embargo, podemos aprovechar estos contactos y trabajar de la misma forma que lo hacemos para un propietario, en exclusiva, para un comprador.

Esto supone para el cliente que un profesional dedique sus esfuerzos a buscar el inmueble que realmente se adapta a sus necesidades, no solo en la misma agencia en la que trabaja, sino en todo el mercado de la zona: particulares, bancos, promotoras y otras inmobiliarias, y para nosotros los agentes, una seguridad de cobro que conllevará por supuesto, un trato excelente con el cliente.

Analizar mediante entrevistas, qué es lo que está buscando exactamente. Más allá de los datos objetivos como la zona y el número de baños o de dormitorios, ¿cómo imaginan su casa? Aspectos como el ruido o silencio de la vivienda, que no suelen aparecer en las descripciones inmobiliarias, pueden ser el factor determinante a la hora de encontrar un nuevo hogar.

Además, este asesoramiento personalizado incluye un análisis de la operación de compraventa, plazos de entrega, documentación del inmueble, limitaciones que pueda haber, etc. Obviamente, este esfuerzo y dedicación profesionales solo se pueden ofrecer a un grupo reducido de clientes: los que firman trabajar en exclusiva.

Ventajas de trabajar con vendedores (Fernando Sánchez. REMAX Urbe)

  A mí siempre me ha gustado más trabajar con clientes vendedores.

Si desde un principio tienes las ideas claras y sabes transmitírselas a tu cliente, si le explicas que te implicas en su venta, que la haces tuya, que vas a defender sus intereses primero, y luego los tuyos, que vas a utilizar tu tiempo, tu trabajo, tus conocimientos y toda tu experiencia en conseguir un buen resultado, creo que es difícil que no te den su confianza.

A lo largo de los años que hace que me dedico a clientes vendedores he podido comprobar que lo que más resultado me ha dado es el de ofrecer seguridad  y conocimiento para conseguir el objetivo que te marcas cuando firmas una exclusiva de venta.

Mis clientes me merecen todo el respeto del mundo y de inicio les pido toda su confianza para poder poner  en práctica las propuestas y planteamientos que les hacemos. Siempre les digo que los profesionales somos nosotros, que es nuestro trabajo, que sabemos hacerlo, que invertimos tiempo y dinero en conseguir su objetivo y que se despreocupen y desocupen de las muchas gestiones de las que nosotros nos vamos a ocupar para conseguir el mejor de los resultados.

Analizo con ellos los pros y los contras de cada transacción, la valoración de su inmueble desde un punto de vista profesional y de valor mercado, las facilidades, sin menoscabar sus intereses, que hay que poner encima de la mesa a favor de la parte compradora, los tiempos que necesita cada interlocutor , vendedor y comprador, el saber desprenderse de la manera menos traumática de un bien inmueble cuando existe una urgente necesidad de vender, la buenas formas para llegar a un cierre de venta que sea satisfactorio para todas las partes que intervienen en la misma, el facilitar un precario cuando no haya más remedio y esté en juego la compraventa, en definitiva  prestar un excelente servicio que haga posible obtener el resultado que  nos habíamos marcado.

Un cliente vendedor siempre vela por sus intereses y permite casi siempre poner los mismos en manos de un buen profesional que le transmita seguridad, confianza, honradez, conocimiento de la materia, agilidad en las gestiones, y que sea creativo en la búsqueda de soluciones cuando haya un posible conflicto.

Creo firmemente que si sabes contarle muy bien todo esto a tu cliente vendedor, será fácil  que  te otorgue toda su confianza y ponga a tu disposición el inmueble que desea vender.

Y por último, tu cliente vendedor será tu mejor REFERIDO, hablará bien de ti a todo su entorno.

Si conservas,  mimas y tratas bien a tu cliente vendedor, tanto antes , como durante y después  del cierre de la operación, tendrás como clientes a sus amigos, a  sus hijos,  a sus nietos…… Puedo dar fe de ello!!!